Prostitución: Abolir o Regular | Carne Cruda
Estás aquí:  / Crudoteca / Prostitución: Abolir o Regular

Prostitución: Abolir o Regular

“Nadie avisa a una puta”, ni siquiera cuando muere un cliente al que ha visto cada miércoles en los últimos 15 años. La periodista Samanta Villar, conocida por programas como “21 días” y “Conexión Samanta”, se aparta de las cámaras para acompañar a siete mujeres y contar con gran agudeza las distintas caras de una profesión desconocida para la mayoría.

Definidas como asistenta sexual, mujer de la calle, víctima de trata, escort, trabajadora del sexo o puta, las palabras son importantes para acercarnos a una realidad compleja donde las mujeres que ofrecen sexo por dinero luchan contra el estigma y para que se reconozcan sus derechos. Por ello decidimos retomar el debate reabierto por Ciudadanos en campaña electoral y contamos con la propia Samanta Villar, Paula Vip, Presidenta de la Asociación de Profesionales del Sexo y prostituta de lujo, la periodista Mabel Lozano, que lleva una década investigando sobre la trata y próximamente presentará su último documental, “Chicas Nuevas, 14 horas contra la trata de mujeres y niñas” y  Beatriz Gimeno, activista que defiende una postura abolicionisista. Distintas visiones desde el feminismo sobre la prostitución.

Queremos romper el silencio mediático que hay en torno a la causa palestina y la ocupación israelí. Por eso conversamos con los portavoces de la Flotilla de la Libertad que esta misma semana intentó llegar a puerto para trasladar paneles solares y medicamentos a Gaza, y que fue interceptada por el ejército israelí en aguas internacionales y obligó a volver a sus tripulantes.

CC_72 Breaking the Silence

Los que conocen muy bien qué ocurre en Palestina son los soldados del ejército israelí que forman parte de la organización Breaking the Silence y que denuncian los abusos en los territorios ocupados palestinos en “El libro negro de la ocupación” que nos presentó el Señor Pérez.

De momento, solo podemos imaginar la reconciliación entre ambos países gracias a la ficción que plantean series como “The Honourable Woman”, la mini serie de la BBC que propone un acercamiento de posiciones y suena como favorita para los Emmy, como nos contará Aloña Fernández Larrechi.

 Recuerda: esto sólo es posible gracias al apoyo de las Productoras y Productores de Carne Cruda, ¿te sumas?

BANNER_POST_HAZTE PRODUCTOR

18 comentarios

  • santiago muñoz real

    / Responder

    Hay que legalizar la prostitucion o ya no nos acordamos de la ley seca y toda su problematica social …

    • Lavalla

      / Responder

      La ley seca está cerca de cumplir un siglo. No hay que irse tan lejos para buscar ejemplos de lo contraproducente que es el prohibicionismo.

      Hoy en día, el tráfico de drogas o de armas están prohibidos y, aún así, las mafias generan ingresos millonarios sin tener “demasiados” problemas con la ley.

      “Abolir” no es más que un eufemismo para evitar la palabra «Prohibir». Aquellos y aquellas que quieren prohibir que una persona pueda ejercer la prostitución se amparan en que esto permitiría luchar contra los criminales que explotan sexualmente a otras personas, pero la realidad demuestra que los criminales —como criminales que son— no van a parar sólo porque “la ley lo dice”.

      El prohibicionismo perjudicará gravemente a aquellas personas que deciden ejercer libremente, y apenas tendrá en efecto en los explotadores.

      En el fondo es una cuestión de imposición moral: hay quien se incomoda con la idea de que una persona decida ganarse la vida ofreciendo sexo; ante esto, el recurso más sencillo es ningunear a estas personas, y satanizar a quienes colaboran a que ese modo de vida sea posible.

      • chicho

        / Responder

        no puedo estar más de acuerdo.
        y… respecto al debate: a mi me ha parecido que ha estado “desequilibrado”

    • Rosario Ojeda

      / Responder

      Legalizarias la esclavitud?

      • Larispain

        / Responder

        La prostitución no es esclavitud, aunque haya personas a las que se esclaviza para prostituirlas.
        También se esclavizan niños para hacer zapatillas deportivas, ladrillos y pelotas en países del Sudeste Asiático, y también se esclavizan niñas, principalmente cristianas, para trabajar como criadas en zonas musulmanas de África (Sudán). Y también se esclaviza a hombres para hacerlos trabajar como esclavos en plantaciones de caucho, madera y minas de América Latina.
        Por supuesto hay que combatir la esclavitud en todas sus formas.
        Pero identificar prostitución con esclavitud es un error, muchas veces interesado, de quienes ignoran (voluntaria o involuntariamente) que hay mujeres que se prostituyen en el ejercicio de su libertad, porque quieren. Hay quien lo niega pese a las evidencias, pero cuando alguien niega lo evidente se acabó la discusión, ya es cuestión de “fé”…

  • Rosario Ojeda

    / Responder

    Legalizarías la esclavitud?

    • chicho

      / Responder

      yo creo que eso es salirse del tiesto

  • Ágrafa

    / Responder

    Hola, he escuchado con mucho interés el debate porque yo me empecé a prostituir hace algo más de tres años y es un tema que me interesa y que conozco. Por cierto, me llama mucho la atención que dentro del debate metáis la esclavitud sexual. Lo digo porque ¿qué debate hay sobre esto?: ha de perseguirse, es inhumano, es atroz, es decir, no hay debate. El debate es si se regula o no la situación de los/las trabajadores sexuales, ¿no? Me voy a ceñir, pues, a esto último.

    Me prostituyo libremente porque quiero, porque puedo, porque empecé por probar y descubrí que me gusta. Cobro entre 100 y 150 la hora, es dinero negro, claro, no puedo darme de alta como autónoma ni cotizar, no tengo seguro ni podré jubilarme. Estoy terriblemente desamparada por la sociedad, la misma sociedad que crea la demanda de este tipo de servicios y luego niega que existan consumidores habituales de los mismos. No habría prostitutas si no hubiera demanda y, con esto, no estoy diciendo que sea culpa de los clientes, digo que jugamos con las mismas reglas que en cualquier otro curro: si nadie comprase pan, no habría panaderías.

    Ahora, sí es cierto que el cliente (o la cliente, porque también hay mujeres que contratan a chicos o a otras mujeres), en esta situación en la que la oferta está formada por prostitutas y por esclavas sexuales, tiene la “responsabilidad” de a quién contrata, por atrevido que suene. La esclava sexual es obligada a trabajar muchas horas por muy poco dinero, hay servicios por los que el cliente paga 10 euros y una hora entera puede no ser más de 50. La chica/o que es libre y trabaja en esto porque quiere no puede competir con precios así, por eso digo que es responsabilidad del cliente elegir no tanto lo barato como la persona que sabe que es libre. Y siento decir que el cliente sí sabe cuándo la chica está obligada y cuándo no, sabe perfectamente que ese piso (burdel) donde trabajan 20 chinas, peligrosamente jóvenes que cobran 30 euros la media hora, están esclavizadas.

    Por supuesto, estoy a favor de regular la prostitución y en contra del proxenetismo. Estoy a favor de regular la prostitución porque creo en los derechos de las mujeres y los hombres que trabajamos libremente en esto y creo que deberían reconocérsenos esos derechos, así como creo que eso ayudaría a acabar con el estigma social que sufrimos por nuestro oficio. Estoy a favor de regular la prostitución porque soy prostituta y soy feminista: somos un colectivo integrado en su mayoría por mujeres, el feminismo no debería darnos la espalda, sino apoyarnos. Trabajo con mi cuerpo igual que lo hacen los actores y actrices porno, los y las modelos… Es más, creo que, de alguna forma, todos vendemos nuestra imagen y nuestro sudor, todos nos “prostituimos” por un sueldo, de verdad que no es tan diferente, no somos diferentes, no somos víctimas ni nuestros clientes monstruos… Y de nuevo, y como suele confundirse, hablo de prostitución no de esclavitud sexual.

    Un saludo y gracias por vuestros programas.

    • chicho

      / Responder

      se echó de menos en el debate mayor equilibrio entre las dos posturas.
      Ok! Agrafa

    • Larispain

      / Responder

      Me alegro de leer comentarios como el tuyo, testimonio de las protagonistas en primera persona, que como no podría ser de otro modo rompe el estereotipo que nos quieren vender las “feministas-moralistas”. Creo que sin darse cuenta Beatriz Gimeno lo dejó claro en el debate, cuando dijo que “en otra sociedad no tendría nada en contra de la prostitución”, y que no le preocupa tanto la situación de las prostitutas como el efecto de la prostitución en la sociedad. O sea, una postura ideológica, arrimando el ascua a su sardina: el sexo es poder y pretende evitar que quien quiera sexo pueda buscar el “atajo” de conseguirlo mediante dinero… Me parece bien que piense así, pero no que lo imponga a los que no lo compartimos!
      Por otro lado, totalmente de acuerdo en que hay que combatir la esclavitud, la sexual y la no sexual, que como he mencionado, de todo existe!

  • León

    / Responder

    Muy buen material, un ejemplo para el periodismo de otras latitudes. Saludos!

  • Carlos Sanchez Roman

    / Responder

    Me parece una animalada que al generarse el debate se enfrente la trata con la prostitución libre. La trata es un delito, no hay mas debate. La regularización de la prostitución es la regularización de un trabajo no regulado actualmente. No creo que ningún ser humano este de acuerdo con la trata o la explotación. Si lo está es que no son humanos.

    • Larispain

      / Responder

      Efectivamente. Pero hay personas (organizaciones feminstas) que siempre hablan de trata cuando alguien trata de regularizar la prostitución, porque lo que ellas quieren es prohibirla (les gustaría erradicarla, pero eso es imposible actualmente).
      Es un debate donde con el status actual hay varios perdedoress:
      * Las prostitutas que se prostituyen libremente porque no acceden a derechos laborales (lo que en el debate pareció importarles poco a Mabel Lozano y a Beatriz Gimeno), y si se aprueban medidas contra la prostitución las que lo hacen en la calle incluso son más perjudicadas porque se ven más marginalizadas y hacen su trabajo de forma más peligrosa y en peores condiciones.
      * Las victimas de trata prostituídas, porque al mezclarse su caso con las anteriores, es dificil distinguirlas y aplicar políticas específicas para prevenir la trata y rescatar a las víctimas.
      * El Estado (todos), que se ve privado de unos impuestos que le irían muy bien a las arcas públicas, ya que al no estar la prostitución legalizada, estas no pueden cotizar (ni tener derechos laborales).
      * Los clientes, a los que se les trata como monstruos degenerados y no son más que personas (hombres y mujeres) con necesidades que buscan satisfacer a cambio de dinero. Como si te das un masaje…
      Y unas vencedoras: las “miembras” del Club de Damas Respetables, que consiguen dinero para subvenciones de sus organizaciones, mantener el monopolio del sexo o al menos criminalizar al rebelde “putero” que no pasa por el aro, y además imponer a todos su visión de sociedad.

  • Antonio

    / Responder

    Hola,

    El programa fantástico, como siempre, y hoy se ha tratado un tema bastante peliagudo. Estoy de acuerdo con lo que han comentado otros hoy, el debate era sobre la regulación y/o abolición, no sobre la trata. Mabel Lozano ha dirigido la conversación por donde le ha dado la gana y se ha dedicado a presumir de lo concienciada que está, ojo, su labor es importatísima, no hay duda, pero también es importante su ego, por que o no ha entendido de que iba la cosa o le ha dado igual.

    Hace unos años en el Festival del Sol de 2009 asistí a una ponencia suya y consiguió echar a todos los hombres de la sala, excepto a otro compañero y a mi, y a unas cuantas mujeres por que, según ella, los tíos somos culpables de todos los males del mundo…

    Paula VIP y Samanta geniales. No creo que Paula haya faltado al respeto a ninguna asociación y sus aportaciones han sido bastante clarificadoras y Beatriz Gimeno, bueno, da la impresión de que el sexo es algo malo… sus intervenciones desprendían un tufillo moralista que no molaba nada.

    Gracias por vuestro trabajo, sois geniales!

    • chicho

      / Responder

      hola Antonio!
      yo creo que no se puede resumir mejor el debate

    • Larispain

      / Responder

      Totalmente de acuerdo, Mabel Lozano tiene el ego sobredimensionado y arrolla con su discurso a quien le lleva la contraria. A Paula intentó avergonzarla, pero no pudo y me alegro.
      Lamentablemente hay unas cuantas mujeres como Mabel Lozano, para las cuales los hombres tienen la culpa de todos los males, y las mujeres son siempre buenas. Como si no hubieran existido Tatcher y Merkel, por hablar de ejemplos recientes especialmente nefastos.

  • chusa

    / Responder

    Gracias equipazo y gracias Antonio ya que has expresado mi opinión.
    Salud y debate.

  • Carlota

    / Responder

    Qué mal Mabel Lozano, super desacertada cuando suelta lo de las “carreteras” y luego utilizando el tema de la trata, no deja que el debate del otro sector evolucione, es como si dijera “como existe la trata, las prostitutas voluntarias me importan un pepino, que se fastidien” y luego ¿cuántas veces ha repetido “tú no sabes del tema” y “he sido pionera”?… La tal Beatriz Gimeno, horrible, me parece un personaje sacado de otra época, con un discurso que da auténtica grima y como ya han dicho por ahí, como si el sexo fuera algo malo o sucio… Y cuando asimila prostitución a violación, buf, fatal y luego Mabel mete la ablación y el burka por ahí, ¿pero qué es esto? me ha recordado a un político… Tras este debate lo tengo claro, regulación de la prostitución voluntaria, y no , sra Lozano, no nos estamos olvidando de la trata al afirmar esto. Me ha parecido súper interesante escuchar el punto de vista de la prostituta Montse y Paula Vip. La periodista Samanta Villar creo que ha aportado una dosis de sentido común brutal.

DEJA UN COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados ( obligatorio )

¿Quieres recibir nuestra newsletter?
* = campo obligatorio