Desde el soviet con amor | Carne Cruda
Estás aquí:  / Lo llevamos crudo / Desde el soviet con amor

Desde el soviet con amor

Les escribo desde el soviet con enorme preocupación. Desde que han ganado los nazis comunistas bolivarianos independentistas de la ETA y el GRAPO de Carmena y Colau, esto es un sindiós. El sol no sale por Antequera que sale por Tiananmen, hay crímenes en las calles, fornicación en las aceras, conventos que arden y monjas on fire que van de tuiteras, curas violadores y rojos que se comen a nuestros niños en la merienda, el almuerzo y la cena. Ha llegado la barbarie y la molicie, el vicio y el fornicio, la holganza y la mudanza. Es el fin de la civilización, la decadencia de Occidente, el ocaso del cristianismo, el crepúsculo de los dioses, la caída del Imperio, el saqueo de Roma, la toma de la Bastilla, la derrota de las Termópilas, el fin del orden democrático constitucional. ¡El acabose, el terminose, el fuese, el final!

Que lo ha dicho Esperanza, que se ha acabado la democracia, que ya no podremos votar, que nos van a deportar a Siberia y nos van a llevar al Gulag. Pues cómo estará la condesa que no se atreve ni a aparcar en la Gran Vía, no vaya a ser que los bolcheviques se la lleven a Paracuellos y le quiten a Pecas. No me extraña que esté como está. No sé si le han caído años encima o es que le han quitado el photoshop, pero bien no se la ve. Yo la veo como ida. Dicen que la pobre ha perdido la razón. Menos mal que le queda el ABC. Ayer le publicaron un artículo de esos que antes le pagaban a 3000 euros. Poco me parece por salvar la democracia. Pero además qué estilo. Qué prosa poética, qué claridad de ideas, una detrás de otra, no como los rojos que cuando escriben se agolpan, no, qué pluma, qué finura, qué todo. Te mezclaba a Goebbels con Carmena con una soltura que parecía Pemán. Se titulaba “La verdad” y la verdad es que tenía más razón que José Antonio. La verdad es que ella ha ganado las elecciones y se las quieren robar.

Lo que no me ha quedado del todo claro es si la lideresa quiere un frente de centro-centro céntrico centrado en el centro central de todo lo que está a la derecha de la izquierda o un gobierno de concentración concéntrica o un ayuntamiento de la CEDA. Pero que si hay que dar otro Tamayazo, se da. ¡No será por cuentas en Suiza, caja B o billeteras! Que saquen las tarjetas black y a untar a quien haya que untar. Y si hay que irse de mani antisoviética, pues se va. Borjamari, aunque no sea 20N, nos cogemos la pulserita y la bandera y a gritar a Colón, a Ferraz y adonde sea. Aunque seamos cinco o seis. Alguien tiene que salvar a España ahora que Franco no está. Hay que evitar a toda costa que lleguen los populistas que he leído en ABC que van a frenar la inversión extranjera. Lo siguiente es cerrar las fronteras, las cartillas de racionamiento y el plan quinquenal. ¿Qué va a ser esto, Venezuela?

Pasan cosas muy raras desde que han llegado los soviets y eso que aún no han empezado a mandar, pero detienen por corrupto al delegado del Gobierno del PP en Valencia, al partido de la gente seria le acusan de responsabilidad en una caja negra de más de un millón de euros, a seis de sus dirigentes les imputan como organización criminal, el recuento de papeletas de las municipales del Ministerio del Interior no concuerda con el número de votantes. Hay que ver qué mala es la extrema izquierda, que aún no gobiernan y ya somos un país de pandereta. Y luego el ayuntamiento de Madrid se lía a triturar sus documentos para hacer confeti como si esto fuera un cumpleaños de Ana Mato y hubiera algo que celebrar. ¿Pero qué se celebra, que nos hemos convertido en una república bananera? ¿Ya ha tumbado la monarquía “la indeseable” de Manuela Carmena, como la ha llamado ese gran periodista que es Carlos Herrera?

Es comprensible que Juan Felipe Froilán de Todos los Santos Marichalar y Borbón haya perdido los nervios y haya llamado “puto chino” a un oriental. Normal: si es que los rojos no vienen solos, si es que viene también la amenaza amarilla. Y dicen que van a volver las checas. La verdad es que yo eso, ni tan mal. Por mí que vuelvan las checas y que vuelvan también las suecas. ¡Mientras no vengan las soviéticas a llevarnos al gulag!

Por ahora eso es todo lo que puedo contarles. Gracias a dios aún no han nacionalizado los medios ni han acabado con la libertad de expresión. Seguiremos informando. Si nos dejan. Desde el Soviet con amor.

VUELVE A ESCUCHAR EL PROGRAMA COMPLETO AQUÍ

Recuerda: esto sólo es posible gracias al apoyo de las casi 2.300 Productoras y Productores de Carne Cruda, ¿te sumas?

BANNER_POST_HAZTE PRODUCTOR

DEJA UN COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados ( obligatorio )

¿Quieres recibir nuestra newsletter?
* = campo obligatorio