Naufragios por doquier y la justicia al abordaje: los piratas capean su peor tormenta | Carne Cruda
Estás aquí:  / Hoja de router / Tecnología / Naufragios por doquier y la justicia al abordaje: los piratas capean su peor tormenta

Naufragios por doquier y la justicia al abordaje: los piratas capean su peor tormenta

Esta vez los corsarios de Hoja de Router se han subido al barco más pirata de la radio, el velero Carne Cruda, para emprender un temerario viaje por las procelosas aguas de la propiedad intelectual. Como dijo el capitán:

Es la pregunta del millón, amigos y amigas. Seguro que ya la habéis escuchado alguna vez: desde que cerró Series Pepito y Series.ly retiró los enlaces, ¿dónde se ven las pelis y las series? Ay, ¡benditos piratas estáis hechos!

Alguna respuesta que otra hemos encontrado en nuestra travesía, que no ha estado exenta de peligros. La tormenta legal y los navíos del ‘lobby’ han hecho naufragar no pocos barcos piratas en los últimos años, tanto en las costas españolas como en mares extranjeros. Megaupload fue abordada por el FBI en 2011, los fundadores de The Pirate Bay dieron con sus huesos en la cárcel y Rapidshare ha puesto rumbo a puerto en el que será su último viaje.

En nuestro país, el 1 de enero entró en vigor una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que hizo que a más de uno se le atragantaran las uvas. Alejandro Touriño, abogado experto en derecho tecnológico, nos ha explicado en qué consiste:

Lo que pretende es reforzar las potestades de la Sección Segunda de la Comisión de la Propiedad Intelectual de manera que se puedan estrangular económicamente y cerrar todas aquellas webs que tengan como principal finalidad el facilitar la localización de contenidos ofrecidos ilícitamente en internet.

Una de las consecuencias de esta nueva normativa, como ya apuntábamos, es la retirada de todos los enlaces sospechosos por parte de Series.ly. Uno de sus fundadores, Oriol Solé, admite que contemplaron otras alternativas (“podríamos haber movido la empresa fuera de España, de modo que esta ley ya no nos aplicara”), como ha hecho por ejemplo el capitán de Pordede.com, un barco que mantiene izada la bandera pirata y se está llevando buena parte del botín de sus antiguos competidores.

Hemos tenido un descenso muy, muy grande de tráfico. Los usuarios entran menos, pero muchos siguen utilizando Series.ly porque desde el primer día fue una red social.

Las aguas que ha decidido surcar el fundador de Pordede.com están embravecidas. Aunque sus servidores están fuera de España, y él también, la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual habilita ciertos mecanismos para perseguirlo. Nos lo cuenta Alejandro Touriño:

Cada plataforma ha asumido su propia decisión y tendrá que asumir las consecuencias que se deriven de ello, y no nos sorprenderá, dentro de un tiempo, que tengamos algún procedimiento judicial abierto, o algún procedimiento administrativo instado por la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual, donde se trate de depurar responsabilidades de los autores de este tipo de infracciones.

¿Y qué sucede con las webs legales? Videoclubs online como Wuaki.tv o Filmin, que cubren en España el hueco que deja Netflix (que siempre está a punto de llegar, pero nunca llega), tendrán una oportunidad si logran ampliar su oferta de películas y series. Los resultados de una encuesta realizada por Series.ly reflejan que los usuarios están dispuestos a pagar si se cumplen una serie de condiciones:

No todos los usuarios están dispuestos a pagar por ver contenidos, pero cerca de un 30 a un 40% sí lo harían, considerando una serie de precios [...] La moda, el valor más repetido, en el caso de la tarifa plana eran unos seis euros […] No están dispuestos a pagar una tarifa plana si no encuentran una cantidad razonable de contenidos, y en ese razonable es donde yo creo que chocamos con la industria de contenidos. Lo que el usuario considera razonable, y más a día de hoy con internet, que es una herramienta que prácticamente te permite acceder a cualquier tipo de contenido en tiempo real, significa un acceso casi universal a la mayor parte de obras.

Y eso, de momento, no existe. Las industrias culturales parecen dedicar más recursos a defender su preciado botín de los piratas que a llevar su mercancía a los espectadores de forma más sencilla y asequible. Hasta que eso no cambie, las aguas seguirán revueltas.

Tecnología en eldiario.es, Carne Cruda, TecnoXplora, Yorokobu... Todos van al mismo sitio, pero la nuestra es una ruta diferente.

DEJA UN COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados ( obligatorio )

¿Quieres recibir nuestra newsletter?
* = campo obligatorio