HIPOCRESÍA, HACHAZOS Y ODIO FRATERNAL: FELIZ AÑO | Carne Cruda
Estás aquí:  / El planazo / HIPOCRESÍA, HACHAZOS Y ODIO FRATERNAL: FELIZ AÑO

HIPOCRESÍA, HACHAZOS Y ODIO FRATERNAL: FELIZ AÑO

Si, como sospecho, eres una persona cabal a la que le aburre el cotillón, el asado, la gula del norte, el cava indigesto, las doce –putas- uvas, tu cuñado hablando de Podemos, los whassaps en cadena pretendidamente graciosos, el Especial de la 1, José Luis Moreno, Bustamante, los petardos… no desesperes, querido oyente-lector, de la Nochevieja también se puede salir.
Empezamos con cine. Olvídate de Solo en Casa, las papanatadas de Santa Claus y por un día pasa de Jungla de Cristal y de los Gremlins. Hoy catamos producto nacional, la película navideña por antonomasia, Plácido, de Berlanga, rodada en 1961 y que cada año parece más actual, por desgracia. La historia es la siguiente, durante la cena de Navidad una serie de familias bien invitan a su mesa a un pobre. Como es de recibo, Berlanga atiza fuerte a la hipocresía burguesa, que seguía aquello del slogan franquista “siente un pobre a la mesa” a pies juntillas como detergente de conciencias católico pensantes (llámalo caridad, si quieres). Con un guión corrosivo como pocos, firmado entre otros por Rafael Azcona y con José Luis López Vázquez en estado de gracia. Como es habitual en Berlanga sorteó finamente la censura y la película fue un exitazo, de hecho fue nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa cuando esto aún significaba algo. Humor negrísimo, mala baba y esperpento típicamente nuestro es lo que hallamos en Plácido
El planazo literario para una Nochevieja distinta.(Violines, por favor): un libro sobre la familia, los viajes, la nieve, la imaginación, la creatividad, los amigos imaginarios, las casas con secretos, y la conexión espiritual ¿Canción de Navidad?, puede que te preguntes, ¿Quizá el Fantasma de Cantervile? No señor, hoy leemos The Shinning, El Resplandor de Stephen King. En estas fechas, siempre que veo una de esas fotos celebrando la Nochevieja, con todo el mundo ebrio de felicidad y soplando matasuegras no puede evitar pensar en la icónica y misteriosa imagen final de la película de Kubrik, en la que vemos una celebración similar, solo que con un punto inquietante. Así que si mañana te fotografías en pandilla, hazme un favor, pon cara de Jack Nicholson, quizá le estropeéis la fiesta a alguien. El libro (de 1977) es además el plan perfecto para escaquearse de la celebración; agárralo, enciérrate en tu habitación (o en el armario si te va el hardcore) y sumérgete en la historia del Hotel Overlook con Jack Torrance y su encantadora familia, en una horripilante y claustrofóbica historia de fantasmas que te deja el cuerpo revuelto. Yo solo puedo decir que sin ser fan de King leí El Resplandor en una casa enorme vacía y que todavía se encogen partes de mi anatomía al recordarlo. Uyyyy.
El planazo musical nos recuerda que estamos en Navidades y no apetece pelearse, como cantaba aquella no-familia altamente disfuncional conocida como Los Ramones, que no eran hermanos, pero se odiaban como si lo fuesen. En el disco Brain Drain se incluye Merry Christmas I Dont Wanna Fight Tonight, un cántico que podéis entonar ante la familia durante la cena cuando os pregunten por el trabajo, por qué no tenéis hijos, por qué no sois como vuestro primo el ingeniero o por qué escucháis el programa ese por internet. El disco en cuestión es la última obra redonda de los Ramones, grabado en 1989 y que contiene el último exitazo ramoniano, Pet Semetery, incluida en la película del mismo nombre basada en un libro de –¿casualidad, serendipia?- Stephen King. Cerramos así el ciclo, cerramos así el año y cierro así -por ahora- el pico.

VUELVE A ESCUCHAR EL PROGRAMA COMPLETO AQUÍ

DEJA UN COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados ( obligatorio )

¿Quieres recibir nuestra newsletter?
* = campo obligatorio