Enric Durán: “El 97% del dinero es creado de la nada por los bancos privados” | Carne Cruda
Estás aquí:  / La entrevista / Enric Durán: “El 97% del dinero es creado de la nada por los bancos privados”

Enric Durán: “El 97% del dinero es creado de la nada por los bancos privados”

“El 97% del dinero no existe: el 2% son billetes y el 1% monedas” denuncia Enric Duran en la nueva acción que ha iniciado desde la clandestinidad: #OccupyBanking, campaña que denuncia la falta de transparencia y democracia en los mecanismos del sistema monetario y bancario.

CC_59_Enric_duran_entrevista_1
 
También conocido como Robin Bank por expropiar cerca de medio millón de euros a diferentes entidades financieras para denunciar el capitalismo y financiar a movimientos sociales anticapitalistas vuelve a la carnicería, Enric Durán es uno de los prófugos más famosos de nuestro país y vuelve a la carnicería para contarnos como es su vida en clandestinidad desde donde sigue creando alternativas al capitalismo como la Cooperativa Integral Catalana o FairCoop, y prepara su #RetornoEnLibertad.

VUELVE A ESCUCHAR EL PROGRAMA COMPLETO AQUÍ

BANNER_POST_HAZTE PRODUCTOR

9 comentarios

  • Discrepo

    / Responder

    Enric Duran no denuncia, enuncia.
    Enuncia el concepto de dinero fiduciario.

  • Alberto

    / Responder

    Un banco puede pedir crédito x10 veces el fondo depositado por un cliente. Un plazo fijo de 100.000 euros al 2% permite al banco pedir 1M d euros para prestarlo al 8%.

  • iskravique

    / Responder

    Ya decía Orwell que la manipulación de los conceptos y del lenguaje tiene como objetivo manipular las mentes, manipular a las personas, y esto se consigue confundiendo los conceptos, juntando churras con merinas, que quien difunda esas patrañas haya sido él mismo manipulado por esos conceptos no cambia la cosa ni le exime de responsabilidad. No es lo mismo decir que sólo una mínima parte del dinero tiene una existencia física, es decir, ha sido impreso en billetes y monedas, que decir que la mayoría del dinero no existe, lo primero es cierto, lo segundo es falso. Sólo se imprime el dinero que se utiliza en las transacciones en que es necesario, que suelen ser de muy bajo valor, y con las tarjetas de crédito, las tarjetas bancarias o de compras de los propios comercios, cada vez menos, en Dinamarca ya han puesto fecha para la desaparición de todos los billetes y monedas, ¿dirá entonces nuestro lumbreras que el dinero no existe, que ha sido abolido? Es un tremendo error y una tremenda confusión, producto del desconocimiento, la de pretender que sólo es dinero aquél que ha salido de las imprentas, pero sirve para meter de contrabando otras barbaridades y otras falacias con consecuencias políticas y practicas más que indeseables para los trabajadores y los más desfavorecidos. La idea subyacente es que todos los males provienen del dinero, de la banca, del sistema financiero, y por tanto la solución estaría en buscar un dinero, una banca y un sistema financiero, satisfactorio, ilusión que siempre ha crecido en la pequeña y mediana burguesía, las clases medias, las partes bajas de la clase explotadora, desde el bimetalismo de los populistas norteamericanos a las diversas monedas ideadas por diversos teóricos cercanos a los nazis, o la manipulación de su valor inspirada por Keynes, que según Joan Robinson, su amiga, colaboradora y máxima conocedora de su obra, no era más que la expresión teórica de la economía puesta en practica por los nazis. Son las teorías del antisemitismo económico, ya denunciado por Engels en la famosa obra contra Dúhring, y que ahora reverdecen, como siempre con la crisis, que vuelvan a sacar el invento de nuevas monedas no es por lo tanto nada extraño, les pareceré moderno sólo a los que ignoran la historia de la economía, que son muchos y no tienen ninguna intención de conocerla.

  • Sergio

    / Responder

    Amigo Iskra, qué bonito es empezar criticando la confusión ajena entre churras y merinas y acabar hablando de “antisemitismo económico”, que ahí es nada, monada.
    Si me das cuatro quesos y yo te los cambio por dos cerdos, te puedo dar uno y el otro dejártelo a deber. O también podría, imagino que estarás de acuerdo, decirte que te he dado ya los dos, uno físico y el otro no. El dinero que “no es físico”, es un compromiso, si tiene valor es solamente porque es el compromiso de que en el futuro se va a transformar en papel, aunque ese futuro se vaya postergando indefinidamente.

    • iskravique

      / Responder

      Estás muy equivocado, el dinero no es compromiso de que alguna vez tenga una existencia en billete o moneda, en absoluto, de hecho nunca se convertirá en moneda, pero es que estás confundiendo el dinero con la moneda que es simplemente su símbolo, el concepto de moneda es inseparable del concepto de dinero pero el dinero no es la moneda, no es sólo la moneda, y puede existir sin moneda, aunque la existencia de billetes y monedas físicas no es lo único que define a la moneda como tal, cuando no existan ni billetes ni monedas se seguirá hablando de monedas en el sentido de las diversas expresiones del dinero, al continuar distintas expresiones en distintos ámbitos geográficos económicos, la libra, el euro, el dólar, el yen…., Pero es que la confusión es incluso anterior a llegar a esta cuestión, lo que es un compromiso de dinero real, efectivo, es el actual sistema monetario que se llama fiduciario porque se basa en la confianza, en el fiar, de que esa moneda emitida por los bancos centrales, antes por el Estado directamente y ahora, a pesar de la supuesta independencia de esos bancos centrales con fuertes componentes e influencias políticas. Más claro, los billetes y monedas que crees que son dinero no lo son, en realidad es el compromiso del banco central que los emite, y de los Estados que les respaldan, de que son y seguirán siendo dinero pero no es dinero tal y como se define económicamente, cumple esas funciones, ciertamente, pero por imposición legal, por la acción coactiva y represiva de los Estados. Y es esa imagen simplista del dinero como billetes o monedas metálicas, alimentada por la existencia del dinero fiduciario, lo que alienta la ilusión de que se puede crear dinero de la nada, de que se pueden montar monedas alternativas como solución a las crisis, y políticamente fomenta ideologías estatolátricas, de adoración del Estado, al que se supone la capacidad de poder realizar esas utopías monetarias precisamente por la existencia de esa moneda fiduciaria, esas utopías necesariamente reaccionarias van desde la intervención keynesiana mediante la manipulación de los tipos de interés a la prohibición del libre intercambio entre monedas, divisas, imposición de una tasa de intercambio con otras monedas, como hacía el franquismo y hace el actual régimen bolivariano en Venezuela, o que existan distintas tasas de intercambio según sea para unas cosas u otras, como hace el régimen de Venezuela que tiene tres tipos de cambio para la misma moneda, lo que fomenta la especulación y la corrupción pues por una misma cantidad de dinero venezolano se reciben muy distintas cantidades en dólares o euros, hasta la invención de monedas alternativas, con lo que se facilita la evasión fiscal, la economía sumergida, etc. Lo que es curioso es que la mayoría de los que hablan de estas utopías monetarias se proclaman anti-liberales cuando entre los economistas reconocidos fue precisamente el ultra-liberal Hayek el que predicó lo que llamaba desnacionalización del dinero y la existencia de monedas emitidas por los particulares, resultando que todos los que fomentan esas monedas no son más que discípulos del ultra-liberalismo, de Hayek, aunque seguramente no lo sepan, pero su ignorancia no cambia nada.

  • Kike

    / Responder

    En estos porcentajes que Enric distribuye ¿dónde está el oro? en principio el papel moneda estaba justificado en el oro que sus propietarios dejaban en custodia de los banqueros y que éstos entregaban un recibo al propietario del oro como justificante. Ése es el origen del papel moneda

  • jmoneda

    / Responder

    Hola Iskravique,

    Me voy a permitir hacer una aclaración sobre lo que dice Enric de que el 97% del dinero no existe. A lo que se refiere es que el 97% del dinero en circulación es dinero depositario bancario, es decir, pasivos de la banca comercial. La banca comercial es capaz de expandir su balance de contabilidad mediante la concesión de préstamos. Es decir, expandir la masa monetaria.
    http://www.bankofengland.co.uk/publications/Documents/quarterlybulletin/2014/qb14q1prereleasemoneycreation.pdf
    El ratio (reservas del BCE+ dinero en metálico)/(masa monetaria) es muy pequeño, lo que significa que la masa monetaria es principalmente creada por el sector bancario “out of thin air”, es decir, de la nada. Dónde deciden usar esos nuevos fondos creados depende de ellos y solo de ellos. ¿De dónde salió el dinero para la burbuja inmobiliaria? De ningún sitio. Se creó. Esto es precisamente lo que denuncia Enric Durán.
    También me gustaría comentar que has usado una falacia lógica bastante común conocida como Reductio ad Hitlerum, es decir, utilizar a los nazis y al antisemitismo para nublar la discusión racional.
    Si tienes alguna duda de lo que he dicho puedes dejar un comentario y te contestaré encantado :-).
    Un saludo!

    • iskravique

      / Responder

      En dos partes. Parte 1.

      Ya he puesto un comentario contestando a otro crítico, y no tengo ningún problema en contestarte, es más sería muy bueno que la discusión se pudiera llevar a cabo más extensamente, por desgracia es imposible por el medio en que la realizamos, pero sobre todo porque en realidad pocos están interesados en aclarar la cuestión, en intentar aprender algo, en su defensa se puede alegar que la cuestión del dinero, de la moneda, es una de las más difíciles en economía, pero curiosamente a pesar de ello, o precisamente por ello, porque pocos pueden hablar con rigor y rechazar los errores, es una sobre la que todos parecen tener opinión. Es una de esas cuestiones en las que se puede aplicar el tópico de que frente a toda cuestión difícil, complicada y compleja existe siempre una solución brillante y sencilla……… y completamente equivocada.

      Como en tantos comentarios y escritos empiezas confundiendo cosas, aunque en este caso ciertas, el error consiste en la mezcla: 1) “la inmensa mayoría del dinero son pasivos de la banca”, dinero depositario lo llamas, es decir, dinero depositado por los ahorradores, sean personas físicas o jurídicas, personas propiamente dichas, empresas o instituciones, estatales o no, pero de ahí no se puede deducir que ese dinero no exista, lo que llevaría como consecuencia que no existió, todo lo contrario, el dinero existió y se ingresó en los bancos, y existe, pero es que el ponente confundía, como se puede comprobar, la moneda emitida en billetes y monedas metálicas con el dinero como tal, también hace lo mismo otro critico anterior al que ya he contestado, y negaba la cualidad de dinero a las anotaciones bancarias. 2) “La banca comercial – ¿cuál no lo es?, voy a suponer que te refieres a la banca normal eliminando a los bancos centrales nacionales e internacionales, institucionales, que sólo negocian con los Estados o con los bancos y no con las personas y empresas- es capaz de expandir su balance de contabilidad mediante la concesión de prestamos”, cierto, de hecho es lo mismo lo uno y lo otro, no hay mediación, es idéntico.

      Pero a partir de aquí la confusión se convierte en error directo entre otras cosas porque eliminas tu propia premisa, y pasas de la banca comercial al BCE, que no lo es, y mezclando, mezclando, nos sale un guiso indigerible. “La banca comercial es capaz de expandir su balance de contabilidad mediante la concesión de préstamos. Es decir, expandir la masa monetaria”, pues no, eso no es cierto, los bancos comerciales, normales, no pueden expandir la masa monetaria, eso sólo lo pueden hacer los bancos centrales, el BCE por ejemplo.”El ratio (reservas del BCE+ dinero en metálico)/(masa monetaria) es muy pequeño, lo que significa que la masa monetaria es principalmente creada por el sector bancario “out of thin air”, es decir, de la nada”, . y como he dicho en la frase anterior, que el sector bancario crea dinero de la nada sólo es cierto en el sentido de que los bancos centrales crean dinero de la nada, por eso es dinero fiduciario, de fiar, no basado en ningún tipo de activo real, pero es abusivo y erróneo extender esa capacidad al sector bancario como tal, y además es equivoco y fuente de otras confusiones. Por otro lado no existe relación alguna entre las reservas y el dinero metálico, es muy posible que el BCE no tenga ni un sólo billete ni una sola moneda, se emite, es decir, se imprime en papel y metal, sólo el dinero necesario para la circulación, no el depositado, aunque no habría problema en hacerlo en un par de semanas pero se considera un gasto innecesario, sobre todo su almacenaje y custodia. De todo esto se deduce que nada de eso tiene que ver con la creación de dinero por los Bancos Centrales, y no demuestra nada, es cierto que los Bancos Centrales crean el dinero de la nada pero eso nada tiene que ver con la cantidad de dinero emitido y sus reservas.

    • iskravique

      / Responder

      Parte 2.

      “¿De dónde salió el dinero para la burbuja inmobiliaria? De ningún sitio. Se creó. Esto es precisamente lo que denuncia Enric Durán”. Y esa es precisamente la gran falsedad, que ya no se corresponde con aspecto alguno de la ciencia económica sino con la simple ignorancia del vago que no hace sus deberes porque demuestra no sólo que no se ha estudiado la cuestión de la moneda sino que ni siquiera se han leído la información de las páginas de economía que puede entender cualquiera que sepa leer pues son un relato de lo sucedido. No voy por falta de espacio a remitirme al origen de la crisis internacional que tuvo como detonante las famosas subprime de EEUU hace ya 8 años, me limitaré al caso español. El dinero de la burbuja inmobiliaria no se creó, y ciertamente salió de un sitio, de un sitio muy concreto, salió de Alemania y recayó en España, salió de las Cajas de Ahorros y bancos alemanes y recayó en las Cajas de Ahorro españolas, cientos de miles de millones de euros de los ciudadanos alemanes acabaron en las manos de los dirigentes de las Cajas de Ahorro españolas, que era una banca pública no estatal dirigida por los partidos políticos y los sindicatos, que los dedicaron a financiar la burbuja inmobiliaria, y el estallido de la burbuja conllevó necesariamente la quiebra de las Cajas españolas. Según las normas que rigen al capitalismo no debería de haberse rescatado a las Cajas, se debería haberlas dejado quebrar, y entonces la banca alemana no habría cobrado y nos habríamos ahorrado miles de millones que ahora se han convertido en deuda pública, es en lo que están de acuerdo desde liberales a algunos comunistas, pero el consenso izquierdista hizo que el Estado asumiera esas quiebras.

      Aquí otra falsedad muy difundida: que se han dado miles de millones a la banca, pues bien, en España no se ha dado ningún dinero a la banca comercial definida como lo haces, ni un céntimo al BBVA, ni al Santander, ni a ningún otro, el dinero ha sido para las Cajas, una banca pública, lo que hace aún más chocante la exigencia de creación de nuevos bancos públicos ¿para qué, para crear otra burbuja, para crear más crisis y miseria?

      Pero es que el objetivo de estas afirmaciones es un objetivo político y no dirigido a aclarar la cuestión desde el punto de vista económico, se trata de criminalizar a la banca privada y ensalzar a la banca pública, siempre que se mantenga bajo la dirección del Estado, de ahí los ataques a la independencia del Banco Central, y las peticiones de control democrático, que se identifica con el aumento del poder del Estado sobre el BCE -la posibilidad de que el pueblo como tal pueda controlar la banca, o cualquier otra cosa, es un cuento de hadas para adolescentes y adultos infantilizados- la petición de creación de bancos públicos, es decir, controlados por el Estado, todo bajo la consigna de origen fascista de supremacía de la política, una teoría del antisemitismo económico, con la variante populista de las monedas alternativas.

      Termino con un dato sobre las monedas alternativas, que repito tienen su base en las teorías ultraliberales de Hayek, y reminiscencias de utopistas filonazis de hace un siglo. Y es en base a esas teorías ultraliberales pero basadas en un activo real como se está forjando una moneda que tiene como nombre precisamente Hayek Coin, una moneda que es lo más parecido al dinero real, pues está basada en un activo real, está basada en el oro, y no es una moneda estafa como muchas que no están respaldadas por nada.

      http://www.abc.es/economia/20150516/abci-moneda-digital-201505141929.html

DEJA UN COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados ( obligatorio )

¿Quieres recibir nuestra newsletter?
* = campo obligatorio