Los cien años de la virgen roja | Carne Cruda
Estás aquí:  / La entrevista / Los cien años de la virgen roja

Los cien años de la virgen roja

Hildegart Rodríguez, la niña prodigio de la segunda república. Con tres años sabía leer y escribir, a los 10 hablaba inglés, francés y alemán; a los 13 terminó el Bachillerato; a los 14 ingresó en las Juventudes del Partido Socialista, a los 15 publicaba artículos en El Socialista y daba charlas en El Ateneo. A los 17 se licenció en Derecho y empezó Medicina y fundó la Liga Española por la Reforma Sexual, presidida por Gregorio Marañón, de la que fue nombrada secretaria. Y a los 18 años su madre le pegó cuatro tiros en la cabeza.

Su madre, que había nacido en Ferrol en 1890 y no había ido a la escuela, era libertaria y atea. Se crió leyendo libros de su padre, que era un abogado progre con debilidad por los socialistas utópicos, de los que saca la idea de construir una comunidad de seres puros. Era una fanática de la eugenética, que pretendía mejorar la especie humana a través de intervenciones y métodos selectivos. Hildegart era su proyecto: una mujer diseñada para liberar a las demás mujeres con una concepción “individual e integral del anarquismo” para empezar una comunidad de seres superiores, una ecoaldea autosuficiente que fuera la semilla de una transformación social.

DEJA UN COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados ( obligatorio )

¿Quieres recibir nuestra newsletter?
* = campo obligatorio